3.jpg

Mercado Empresarial tu aliado en los negocios

 

Cuando los trabajadores están motivados y se identifican con las metas de una empresa, contribuyen a incrementar su rentabilidad.

 

Independientemente del tamaño de la empresa, cada vez se está demostrando que el ambiente de trabajo es un factor determinante en los resultados financieros, sostiene Manuel Infante, docente de la Diplomatura de Coaching de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

 

“Cuando los colaboradores sienten que son escuchados, que la organización se preocupa no solo por aumentar su productividad, sino también por el talento humano –motivándolo, reteniéndolo y propiciando el trabajo en equipo–, contribuirán a mejorar la rentabilidad del negocio”, anota.

 

¿Cómo lograr un entorno dónde trabajar sea un gusto? De acuerdo con Infante, para empezar, aun cuando se tengan solo tres trabajadores, se debe reconocer que cada persona observa su entorno de una manera diferente que los demás.

 

Entonces, precisar cada una de estas percepciones ayudará al empleador a elaborar una estrategia más efectiva para comunicar sus mensajes y procurar que todos se alineen con el mismo objetivo: aumentar la rentabilidad.

 

ESCUCHAR ES LA CLAVE. Otra estrategia que propiciará que los empleados se identifiquen con la compañía y hagan suyas sus metas es compartir con ellos los logros y premiar su contribución.

 

Sin embargo, lo más importante para el desarrollo de una óptima relación entre trabajador y empleador es escuchar, anota el especialista de la PUCP. “Muestre un genuino interés por entender el ámbito familiar y personal de su colaborador”, aconseja.

 

¿Qué hago para saber si el clima de trabajo en mi empresa es el adecuado? Las grandes firmas contratan a consultoras especializadas para esta labor. Un micro o pequeño empresario tiene a su disposición herramientas sencillas.

 

Comience midiendo la rotación de personal, y respóndase a usted mismo: ¿Mucha gente está renunciando últimamente? Luego revise los resultados de cada área, si no se cumplen, puede ser un síntoma de que algo falla en el entorno laboral.

Fuente: Peru21.com / Alice Cabanillas